Pomsies la mascota interactiva, llega a México

Bandai trae a México Pomsies, la mascota interactiva más novedosa, con seis tiernos gatitos diseñados para que las niñas los puedan llevar a todas partes y listos para que les den todos los cuidados. Pomsies son unos adorables gatitos de peluche interactivos, cada uno tiene una cola larga y esponjosa que se puede envolver alrededor de la muñeca, en el tobillo, el cabello, la mochila y la ropa para llevarlos a todos lados.  Hay seis tiernos personajes de Pomsies diferentes para coleccionar: Blossom, Patches, Speckles, Snowball, Boots y Pinky. Pomsies ya está disponible a la venta en tiendas departamentales y jugueterías de todo México.

Los ojos de cada Pomsie se iluminan y cambian de color para expresar su estado de ánimo, tienen hasta 50 reacciones diferentes según su humor, incluso se puede sentir su ronroneo y vienen con un cepillo para mantener su pelaje suave y bonito. Pomsies tiene dos modos de juego súper divertidos: el amoroso y el de baile.

El modo amoroso se activa presionando su nariz y viendo el color de sus ojos, para saber que cuidados necesita:

  • Azul turquesa: Feliz. Hay que acariciarlo en la espalda para que ronronee, tocarle la cabeza y la boquita para que siga feliz.
  • Amarillo: Tiene hambre. Se le da de comer acercando los dedos a su boca, presionando y simulando darle algo varias veces, si se le alimenta mucho puede darle hipo.
  • Azul: Se siente enfermo. Si estornuda hay que tocar su nariz, si tose hay que tapar su boca para que no contagie a nadie. Si tiembla, es que tiene frío y necesita un abrazo y que acaricien su
  • espalda para que se sienta mejor.
  • Rosa: Se siente consentido ¡Hay que hacerle cosquillas!
  • Verde: Tiene hipo. Deberás asustarlo agitándolo para que se le quite.
  • Arcoíris: Súper feliz. Después de cinco veces que ponga sus ojos color arcoíris ¡te sorprenderá con una canción especial!

El modo baile se obtiene presionado su nariz durante 1.5 segundos, sus ojos se pondrán de color morado y una vez que suena el primer ruido… ¡Es hora de bailar! Hay que agitar y bailar con el Pomsie y cuando vuelva a silbar hay que detenerse.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *