Ice Cool: Escuela de pingüinos

Ice Cool: Escuela de pingüinos

Ice Cool

Por Brian Gomez

Brain Games

Está a punto de llegar la hora del almuerzo en la escuela, pero nosotros tenemos tanta hambre que nos vamos a adelantar a buscar nuestra comida antes que los demás. Pero deberemos tener cuidado pues hay un monitor en el pasillo y si nos quita nuestros pases de pasillo nos regresará al salón de clases.

Ice Cool o Escuela de pingüinos es un juego para 2 a 4 jugadores que toma menos de 30 minutos. El ganador será quien consiga la mayor cantidad de puntos de victoria, y hay 2 maneras diferentes de conseguir puntos de victoria pero eso más adelante.

 

Los contenidos del juego son:

  • La escuela, o el tablero de juego
  • 4 pingüinos
  • 4 tarjetas de personaje doble cara. Versión masculina de un lado y femenina del otro lado
  • 4 tarjetas de pase de pasillo
  • 12 pescados, 3 de cada color de cada pingüino
  • 4 clips cafés
  • Tarjetas de pescados
  • Libro de reglas

Para preparar el juego vamos a tener que armar el tablero, el cual se conforma de diferentes piezas de diversos tamaños que se conectan juntando los puntos, después con los clips se mantendrán unidas dichas piezas que forman el tablero. Hay 2 puntos importantes a localizar, el salón de clases y la cocina. En los pasillos que tienen la indicación del pescado en el umbral de la puerta habrá que colocar el pescado de cada uno de los jugadores que van a recorrer los pasillos.

Y ahora la pregunta es, ¿y cómo se juega? Bien, primero habrá que escoger algún jugador para que sea el primer monitor de pasillo (perseguidor), una vez hecho esto podremos comenzar.

 

 

El jugador a la izquierda del monitor de pasillo comenzará colocando su pingüino en el punto correspondiente del tablero en el centro del salón de clases y comenzará el juego golpeando el pingüino con su dedo. Lo que cada jugador busca es cruzar el umbral de las puertas donde se localizan los pescados, al hacerlo tomarán el pescado del umbral y una tarjeta, la cual contará con puntos de victoria y tendremos que mantener boca abajo.

Vamos a jugar por rondas, cada ronda terminará cuando a) el perseguidor golpee a los pingüinos que están paseando por los pasillos, o b) cuando alguno de los pingüinos que se encuentra paseando por los pasillos de la escuela logre obtener sus 3 pescados. Habrá una cantidad de rondas igual a la cantidad de jugadores, siendo cada jugador 1 vez el perseguidor.

En caso de ser únicamente 2 jugadores, cada jugador tomará el rol de perseguidor 2 veces y la ronda terminará después de golpear 2 veces al pingüino que anda por los pasillos o de agarrar el sus pescados quien anda por los pasillos.

Durante el juego existe la opción de tomar un turno extra, y esto lo puede hacer tanto el perseguidor como el que anda buscando pescados, para tomar el turno extra tienes que mostrar de tus cartas ganadas dos 1. Dichos 1 no se pierden de tus puntos, sino que únicamente se mostrarán y no pueden usarse para esta misma función nuevamente.

 

 

Detesto los juegos de destreza, de los cuales “Fantasma Blitz” es el mejor ejemplo de porque los detesto, pero al recibir “Ice Cool” mi punto de vista cambió, ahora los detesto un poco menos (sólo esos que terminan con sangre por la gente tratar de agarrar cosas de la mesa).

Pues “Ice Cool” o como se le conoce en español “Escuela de pingüinos”, es un juego de destreza; pero aquí nadie saldrá herido a diferencia de los juegos de destreza que detesto pues uno termina rasguñado, golpeado o sangrado, pero ¡aquí no!

Y debo decir que explicar todo lo que conlleva el juego se complica cuando es bastante simple, escoges un pingüino, lo acomodas en su punto de salida y lo golpeas. ¡Listo! Ah, pero no olvides escapar del perseguidor. Todos participan, no hay eliminación de jugadores, nos promueve a estar activos moviéndonos alrededor de la mesa.

Pero claro, se nota a leguas que está diseñado con como objetivo principal los niños, pero eso no ha evitado que lo disfrute y que busque maneras de hacer nuevos tiros, o que me haga recordar esos viejos tiempos en que era bueno jugando billar.

Su innovativa manera de guardar la caja dentro de la caja o el sistema “box in a box” fue una inteligente manera de darnos exactamente lo que querían que tuviéramos en la mano, además es el primer juego con figuras curvas que saltan y giran.

Puede ser que sea solamente yo, pero de todo lo que conforma el juego lo que me encantó fue el uso del fibonacci, muy acertadamente incorporado al tablero de juego.

 

Si estás buscando un juego que no dependa del idioma, que te vaya a tener activo, sin eliminación de jugadores, que cubra una amplia variedad de edades y te saque una sonrisa, “Ice cool” o “Escuela de pingüinos” sin ninguna duda es para tí.

I hate dexterity games, of which “Ghost Blitz” is the best example of why I hate them, but when I received Ice Cool, my point of view changed, I now detest them a little less (just those that end with blood due to people trying to grab and hit stuff in the table).

 

And I must say that explaining everything that comes with the game tends to be complicated when it is quite simple, you choose a penguin, you set it at its starting point and you hit it. Ready! Ah, but do not forget to escape the catcher. Everyone participates, there is no player elimination, and it promotes us to be active moving around the table.

But of course, it is very noticeable that is designed primarily for children, but that has not kept me from enjoying it and looking for ways to make new shots, or to remind me of those old days when I was good at playing billiards.

Their innovative way of keeping the box inside the box or the “box in a box” system was a smart way to give us exactly what they wanted us to have in hand.

And it might just be me, but of all that makes up the game what I loved was the use of fibonacci, very aptly incorporated into the game board.

 

 

If you are looking for a game that does not depend on the language, you will be active, without eliminating players, covering a wide variety of ages and get you a smile, “Ice cool” without a doubt is the one for you.

Sobre el Autor: Oscar González (Monterrey, N.L. 1985) – Disfruta escribir acerca de juegos de mesa y todavía más disfruta jugarlos. Participante activo en diversos grupos y reuniones de juegos de mesa (Monterrey Board Games Meetup y convenciones locales) en Nuevo León, también hace vídeos informativos de los diversos juegos que llegan a sus manos.

 

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *