Prinsel te enseña a elegir los mejores juguetes para andar sobre ruedas

 

Al volante de su infancia

  • La edad de los pequeños marca también la complejidad de su diversión, Prinsel te enseña a elegir los mejores juguetes para que ellos aprendan a andar sobre ruedas.

 A través de un vehículo propio los niños aprenden diversas habilidades, desde los movimientos coordinados de su cuerpo, a relacionarse con el entorno y posteriormente temas más complejos como el manejo de la velocidad y la dirección. Prinsel es la compañía que los conoce a detalle y sabe qué necesitan según la etapa de su vida.

Un vehículo es un juguete que brinda horas de diversión, la mayor parte de éstas, supervisadas por un adulto que también recuerda lo mejor de su infancia. Claro está que para cada edad hay ciertas necesidades a cubrir. En cuestión de vehículos infantiles se tienen que revisar materiales, tamaños, peso y hasta detalles para manipularlo sin arriesgar la integridad y esparcimiento del menor.

 

 

HASTA PRONTO CARRIOLA

 

Luego de bajarse de la carriola y el push car, que son materia más de los padres para pasear a sus hijos, los niños se encuentran con su primer vehículo independiente, el montable. Distinguen a estos el hecho de que son pequeños y ligeros, lo que permite que el niño tenga la seguridad de usar los pedales y en el momento que lo requiera también conducirse con el movimiento de sus piernas.

Recomendado desde los 8 meses y hasta los 3 años está el nuevo modelo de Triciclo Prinsel Moto Trike, disponible en colores rosa, amarillo, rojo y azul. Su diseño es ultra moderno y sus ruedas están cubiertas por una banda de hule para evitar derrapes.

El asiento ergonómico proporciona confort, además de que es ligero y con pedales huecos para que el calzado del pequeño no se resbale. Incluye unos simuladores de espejos laterales y manubrio con cubierta para fácil agarre en la conducción. El plus es su dispositivo con luz y sonido.

 

TODO EN UNO

Cuando existe mayor confianza en los niños y ya están acostumbrados a caminar solos y tener mayor equilibrio, sus juguetes también son más desarrollados. Prinsel lanzó para ellos el Triciclo Smiler Luxe, que tiene la peculiaridad de convertirse también en un vehículo de paseo guiado por los padres.

Este triciclo, disponible en rojo y rosa, es más alto que un montable, por lo que se equipa de cinturón con tres puntos de seguridad. Sí tiene descansa pies y barra de empuje con portavasos para padres, pero ambos son desmontables o retráctiles para que el niño pueda disfrutar un paseo solo.

Está pensado en chiquitos de 1 a 5 años de edad, quienes viajan en un asiento ergonómico, ruedas anchas para mayor confort, volante con cubierta soft gripe, módulo de luz y sonidos al volante; además de una plataforma trasera para llevar a un segundo pasajero de pie.

 

MOMENTO DE CRECER

Aunque cada niño tiene un desarrollo motriz diferente, la edad recomendada para pasar una etapa más es a partir de los tres años, cuando los vehículos eléctricos se convierten en todo un reto para confiar en ellos y dejar que ahora modulen con mayor seguridad dos factores importantes como lo son la velocidad y la dirección.

¡Ojo! No estamos hablando de dejarlos solos en la calle y con una velocidad que los ponga en peligro, ya que ésta no rebasa los 4 kilómetros por hora.

En el caso de Prinsel, la variedad de vehículos eléctricos es tan amplia que los papás también aprovechan la diversión de los niños como si fuera propia, ya que algunos de estos juguetes tienen un doble uso: pueden ser manejados por quien va a bordo o también por quien posee el control remoto de adultos.

El BMW I8 es uno de estos autosnde ensueño que permiten al niño subirse a un diseño moderno y realista con tablero con radio FM real, entrada MP3, volante multifuncional con sonidos, cinturón de seguridad, palanca de cambios, marcha hacia adelante y en reversa, acelerador de pedal y más.

 

La batería es recargable y tiene hasta 1.5 horas de autonomía. Además, pueden encender sus luces, disfrutar de un parabrisas traslúcido, puertas que se abren hacia arriba, espejos plegables, ruedas con banda de hule para mayor tracción, rines deportivos y ¡control remoto para padres! Tiene un peso aproximado de 17 kg y se recomienda para niños de hasta 6 años.

 

 

 

Si siguen por la línea de las motos, está la BMW 1200, recomendada para chiquitos de hasta 5 años, que van sobre cuatro ruedas, ya que se incluyen dos de apoyo. El diseño realista incluye luces, ruedas deportivas, motor recargable y acelerador en la empuñadura.

 

 

Para elegir basta saber la edad, porque la cuestión de presupuesto es fácil de adaptar con la venta de primavera de Prinsel online, con descuentos de hasta 40%, que se terminan el 1 de mayo de 2017.

Celebra el Día del Niño poniendo las manos de tu peque al volante.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *